+

Ziliotto sobre la marcha atrás con la Ley Ómnibus: "Triunfó la racionalidad y el estado de derecho"

"El Congreso dio su veredicto", dijo el gobernador Sergio Ziliotto, después de la caída de la Ley Ómnibus. Advirtió que el gobierno nacional "ya nos está fundiendo" porque desde diciembre no llega un peso por transferencias no automáticas a La Pampa.
 
El gobernador Sergio Ziliotto afirmó este miércoles que el naufragio de la ley Ómnibus "es un paso adelante". "Triunfó la democracia y el estado de derecho, la división de poderes", señaló. Repitió la necesidad de defender el federalismo y advirtió que a las provincias "ya nos está fundiendo" Milei, que viene amenazando con dejar sin fondos a las jurisdicciones provinciales.
 
En declaraciones a FutuRock, el pampeano adjudicó "una cuota parte" al fracaso del embate de Milei "a la movilización de la gente". "Fue la gran responsable, salieron a luchar por su futuro", dijo.
 
El naufragio de la ley Ómnibus
 
-¿Cómo te cae que el presidente esté hablando así de los gobernadores como responsables de lo sucedido ayer? -le preguntaron en la emisora porteña.
 
-Primero, claramente no me siento incluido en la denuncia, agravio, todos los adjetivos que quisiéramos ponerle a lo que ha planteado el presidente contra algunos gobernadores, pero está en el marco de la desidia y la visión negativa, el destrato, la insignificancia que para el presidente y para parte importante del gobierno nacional es la importancia de las provincias. Creo que eso está enmarcado en ese punto de vista. Lo de ayer, en primer lugar, desde el punto de vista institucional, creo que es un paso adelante porque triunfó la racionalidad, triunfó el Estado de Derecho, la vigencia de la Constitución, la división de poderes. El Congreso dio su veredicto.
 
Tiene mucho que ver con, acá la gran responsabilidad de lo que pasó ayer fue la movilización de la gente, el ponerse al frente de decidir y luchar por su propio futuro, hay que ponerle una cuota parte muy importante a los dirigentes del movimiento obrero que entendieron que la realidad pasaba por la unidad, la defensa del trabajador, dejando de lado diferencias sectoriales. Hubo una coherencia. Y hablando de coherencia, lo que hemos hecho desde los gobernadores de Unión por la Patria es marcar una coherencia, que viene desde hace mucho tiempo, entendiendo cuál es el modelo del país que encarna el peronismo como eje de cualquier coalición electoral y de gobierno, pero también entendiendo de qué habíamos defendido hace muy poco un modelo de provincia y de país, un modelo de país basado en la producción y el trabajo, con eje en los trabajadores, con eje en el ser humano y que lo manteníamos en la coherencia de defender algo que esta ley hubiera provocado un daño irreversible a lo que tiene que ver la presencia del Estado, pero no solo en lo que tiene que ver con las responsabilidades primarias de atender las necesidades básicas de los argentinos y de las argentinas, sino también, y creo que desde mi punto de vista no coincidimos ideológicamente claramente con la derecha y estamos en las antípodas de cuál es el rol del Estado interviniendo en la economía.
 
Los gobernadores frente al embate libertario
 
-Cuando habla de la coherencia de los gobernadores de Unión por la Patria, no puedo dejar de preguntarte por la posición que en el debate de esta ley tuvo Osvaldo Jaldo, gobernador de Tucumán.
 
-No comparto la decisión que han tomado, pero la respeto. Osvaldo tiene la misma representatividad popular que tiene el presidente, que tengo yo, que tienen otros gobernadores, que tienen los legisladores, tanto diputados como senadores. Será el pueblo de Tucumán quien en cierta manera valore por la positiva o negativamente su posición.
 
Por eso soy muy respetuoso, así como exijo que respeten mi representatividad popular, principalmente a nivel nacional, cuando pareciera que los votos del presidente son votos calificados y que el voto que tenemos los gobernadores y los legisladores son de segunda, de un enorme respeto a la voluntad popular como eje del fortalecimiento de la democracia.
 
-Hay otros gobernadores como el de Córdoba que le pusieron límites a la ley. ¿Es completamente inviable algún tipo de coordinación entre este universo y el universo de gobernadores de Unión por la Patria?
 
-Parte de lo que se aprobó no es que no iba a tener consecuencias. Se entra en análisis facilistas. Se dice que todos los presidentes tuvieron facultades delegadas, todos tuvieron emergencias, y creo que hay una enorme diferencia. Yo escuchaba el otro día algunos debates y sinceramente, algunos, como siempre, analizan la historia desde algunos episodios, no a través de la película completa. No solo uno analiza las facultades delegadas, primero se determina la emergencia en qué tienen, en qué áreas. Segundo, las facultades delegadas. Pero lo más grave es lo que está contenido en las bases de delegación. No solo es el qué, que es la facultad delegada, sino el para qué se le dan facultades delegadas al presidente. En el último párrafo del artículo primero aparece, para la eliminación total del rol del Estado. Y claramente en eso vamos a estar totalmente en contra de esa posición ideológica. Aparte cuando analizan lo hacen  desde los grandes números de la macroeconomía y uno los lleva al territorio, que muchas veces le falta mucho a muchos dirigentes llegar al territorio. Cuando dice que el Estado lo puede resolver todo, yo le diría que vinieran aquí a la provincia de La Pampa a ver si el mercado lo puede resolver todo. Hay muchos lugares donde no está la presencia del Estado, por supuesto, a ver, sabemos bien, como bien lo dijo Axel Kicillof, están estatizando la salud, están estatizando la educación porque la gente no va a pagar la alternativa privada en ese sentido. Y en eso siempre vamos a estar, digamos, ideológicamente opuestos. No es estar en contra de supuestamente el 56% que nos tiran en un balotage, sino estar a favor de los que realmente desde la coherencia representan ese 44%. Ese 44 votó un Estado presente, un Estado involucrado en el crecimiento y en el desarrollo económico, y por supuesto, ni hablar de cumplir con su rol básico que es prestar servicios públicos de calidad.
 
El ajuste a las provincias
 
-¿La Pampa ya está sintiendo el ajuste?
 
-Sí, por supuesto. Nosotros desde el 10 de diciembre no estamos recibiendo ninguno de los recursos que tienen que ver con las transferencias no automáticas. Cuando el presidente amenaza con fundirnos, ya lo está haciendo.  En La Pampa no hemos recibido un solo peso de lo que son transferencias no automáticas, pero sí vinculadas a una responsabilidad del Estado. Primero, por leyes específicas, y segundo, por convenios específicos que hemos firmado con un gobierno,
 
-¿Y lo que tiene que ver con la recaudación de la coparticipación también? ¿Está cayendo?
 
-Está cayendo porque claramente hay una gran recesión y eso va a impactar. Pero bueno, nosotros como provincia, en cierta manera, al no depender tanto de lo que son los recursos nacionales, y si uno analiza en la estructura federal la dependencia que tiene una u otra provincia en cuanto a lo que recibe y a lo que produce por sí mismo. Nosotros en ese sentido estamos en el lugar 24. Somos la provincia que está menos expuesta a un ajuste de este tipo donde se retira el Estado Federal. Pero claramente no es que nos podemos salvar solos. Vamos a defender un contexto nacional en el cual, principalmente, se defiende el federalismo como ideología, está consagrado en el primer artículo de la Constitución, y en eso somos todos iguales en el interior. Dice que va a fundir a las provincias, a los gobernadores, pero acá viven las argentinas y los argentinos. Obviamente, lo veníamos diciendo desde hace varios días. ¿Dónde viven los argentinos? En las provincias. 

Comercial: +54 2954 806082

Tu mensaje: +54 2954 350100

Mail: comercial@diarionoticias.com.ar

Redacción: redaccion@diarionoticias.com.ar

 ADMINISTRADOR 

LO MAS LEIDO HOY