SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс
+

El patrimonio de los ministros de Alberto Fernández

El ranking y el detalle de los bienes y dinero que informaron. Los “errores de carga” y los datos inconsistentes que implicaron que tuvieran que presentar “rectificativas”. 
 
El 27 de enero último se cumplió el plazo para que los ministros presenten su declaración jurada inicial ante la Oficina Anticorrupción (OA), en la que deben informar su patrimonio al momento de asumir el cargo, tal como fija la ley de Ética Pública para los funcionarios del Poder Ejecutivo. Deben detallar sus bienes, acciones, dinero en efectivo y en cuentas bancarias. El objetivo es permitir que sean controlados ante un posible enriquecimiento ilícito en la función pública y que la OA pueda prevenir posibles conflictos de interés.
 
La mayoría de los ministros y secretarios de Estado con rango ministerial lo hicieron sobre el filo del plazo. A la vorágine por la tareas que implicó asumir el nuevo Gobierno encabezado por Alberto Fernández, se sumó cierta confusión sobre si debían informar su patrimonio al 10 de diciembre de 2019, o replicar la declaración ante la AFIP correspondiente al último año fiscal declarado ante el organismo, o sea la del 2018. Aquellos que eran legisladores y habían presentado la suya del 2018 no estaban seguros si debían actualizarla al 10 de diciembre del 2019. Pero el nuevo titular de la OA, Félix Crous, aclaró que todos debían informar sus bienes al momento de asumir.
 
Las declaraciones del Gabinete están disponibles en el sitio web de la OA, organismo que redobló sus esfuerzos sobre el final de enero y principios de febrero para subirlas a medida que las recibían. Previamente, debían separar la parte reservada del formulario que los funcionarios completan a través del sistema online de la AFIP. Esa parte no es de consulta pública e incluye los domicilios, números de cuentas y entidades bancarias, datos de tarjetas de créditos, bienes de los cónyuges y antecedentes laborales.
 
Para este informe especial, la Unidad de Datos de Infobae analizó las declaraciones juradas de 21 ministros del Gabinete y dos secretarios de Estado. De este relevamiento surge que los funcionarios de primera línea de Alberto Fernández tienen patrimonios mucho más austeros que los ministros del gobierno de Mauricio Macri. De hecho, 15 de ellos informaron bienes dinero por debajo de los $10 millones, cifra que a la cotización del dólar comprador del 9 de diciembre último equivalen a poco más que 170.000 dólares.
 
Hay patrimonios muy disímiles: desde los $36,6 millones que declaró Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes, hasta los $600.000 que informó María Eugenia Bielsa, titular de la cartera de Desarrollo Territorial y Hábitat.
 
Sin embargo, la mayoría consignó los inmuebles con la valuación fiscal que es entre cuatro y cinco veces inferior al valor de mercado, lo que implica que algunos valores fueran irrisorios. Esto impide que se conozca el patrimonio real de un funcionario. Si bien es cierto que la norma se los permite, también lo es que cada uno puede elegir informar el valor de mercado de una propiedad. Así le dijo a Infobae que lo hizo, por ejemplo, el ministro de Transporte, Mario Meoni, quien declaró un patrimonio de $20 millones, del cual casi todo corresponde a su casa en Junín.
 
La declaración de los inmuebles a valor fiscal resulta en que todos los funcionarios del Gabinete tengan mucho más patrimonio en dinero en el banco o efectivo -incluidos dólares-, que en bienes, debido a que el dinero en las cuentas es fácilmente comprobable.
 
Solo tres ministros informaron bienes fuera del país, pero por valores que no son especialmente altos. Martín Guzmán, de Economía, y Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos, quienes trabajaron en el exterior hasta hace poco, y Juan Cabandié, que declaró un terreno en Uruguay.
 
Al revisar en forma detallada las declaraciones juradas, la Unidad de Datos de Infobae encontró numerosos datos con inconsistencias o, cuanto menos, llamativos. Desde propiedades con una superficie de “1 m2” y dinero ingresado al patrimonio en “1969” -antes de que algunos funcionarios hubieran nacido o tuvieran la mayoría de edad-, hasta depósitos duplicados, valuaciones de inmuebles distintas, y autos valuados en “$0,01” como en el caso del Peugeot 3008 Premium modelo 2012 del ministro de Trabajo, Claudio Moroni.
 
En los primeros casos mencionados, varios funcionarios consultados dijeron que fueron “errores del sistema”, que “no distinguía entre metros edificados y terrenos”, o que “no permitía cargar el año 2019”, debido a que aún la AFIP no habría habilitado aún ese año para informar las declaraciones de impuestos.
 
Ante la consulta de Infobae, cuatro de ellos presentaron -o dijeron que lo iban a hacer- declaraciones juradas “rectificativas” de la inicial original, tal como tuvo que hacer el presidente Alberto Fernández. Fueron el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; la ministra Bielsa; el titular de Defensa, Agustín Rossi; y el ministro Moroni, que al cierre de esta nota aún no lo había hecho.
 
Otro dato que surge de la consulta telefónica con los ministros y la revisión en detalle de los formularios de sus declaraciones son los diferentes criterios con que informaron su patrimonio. Algunos replicaron su declaración jurada como legisladores del 2018 y otros declararon su patrimonio al 1 de enero de 2019, por ejemplo. Unos consignaron valores fiscales y otros más aproximados al valor real porque escrituraron el año pasado. Unos tuvieron en cuenta la amortización del bien, y otros repitieron valores de declaraciones juradas anteriores, sin actualizarlos. Y también está el caso del ministro Ginés González García que declaró un bien y su participación accionaria en una empresa como “donación” siendo que en años anteriores, como embajador en Chile, había declarado “ingresos propios”.
 
A continuación, el ranking patrimonial y una radiografía pormenorizada de los bienes de los 21 ministros y los dos secretarios de Estado que presentaron su declaración jurada, así como de sus explicaciones cuando fueron consultados por Infobae.
 
Lammens: el más rico
 
Con un patrimonio de $36,6 millones, el ministro más rico del Gabinete nacional es el de Turismo y Deportes. Lammens es el único de los nuevos funcionarios de primera línea que viene de la actividad empresaria, sin haber pasado en la función pública o la política con anterioridad. Si bien se recibió de abogado, no ejerce como tal. El ex presidente de San Lorenzo es desde 2006 dueño de la distribuidora de bebidas Ñuke Mapu, ubicada en el barrio porteño de Boedo. Posee el 75% de las acciones, que valuó en $20,3 millones de pesos.
 
Con esta distribuidora tiene, a su vez, un crédito a favor de $1,9 millones. “Era socio gerente pero renunció cuando asumió. Quedó solo como accionista”, explicó su vocero ante la consulta de Infobae.
También es dueño, desde 2014, de la mitad de otra distribuidora, Payac SRL, una participación que declaró en $3,7 millones. También informó tener, desde 2006, el 10% de las acciones de la minera Aluviones del Sur, con sede en Bariloche, porcentaje que valuó en $103.000.
 
Lammens es dueño de un departamento de 300 m2 en la Ciudad de Buenos Aires registrado en su declaración jurada con un valor fiscal de $1 millón, y de una cochera cuyo valor consignó en $970.000. No informó auto a su nombre.
 
El también ex candidato a jefe de gobierno porteño por el Frente de Todos declaró un crédito a su favor del Club San Lorenzo por $3,7 millones que, según le confirmó a Infobae, aún no fue cancelado. A su vez, consignó una donación a la institución de Boedo de $4,6 millones en 2018. “Dejó la vida por el club y es usual que los directivos, cuando tienen capacidad económica, aporten de su bolsillo”, explicaron en su entorno.
 
Entre sus deudas, se destaca la de $3,6 millones, en dólares, a Esperanza Nuñez Barbeiro, su mamá. “Es un préstamo familiar”, precisó su vocero.
 
Vitobello: inversiones en bonos
 
En el ranking patrimonial, en segundo lugar se ubica el secretario general de la Presidencia y amigo de hace más de 20 años de Alberto Fernández, Julio Vitobello, que informó bienes por un total de $27,1 millones.
 
Vitobello vive desde 1991 en una casa de 230 m2 que comparte con su mujer. Por su 50%, informó un valor fiscal de $743.000. También posee otros cinco departamentos, tres de los cuales los recibió como parte de la herencia de su madre y abuela, según le explicó a Infobae. Su porcentaje en dos de ellos es del 25 y el 75% respectivamente.
 
Del último departamento que ingresó a su patrimonio en 2019, es dueño del 30%. “Es el estudio de un amigo al que solía ir algunas veces el año pasado”, explicó. Ese porcentaje del inmueble sobre la Av. Libertador de 120 m2 lo valuó en $5 millones. Todas las propiedades -que incluyen una cochera- están en la Ciudad de Buenos Aires y totalizan $7,1 millones de valor fiscal.
 
Vitobello declaró, asimismo, un Peugeot 308 del año 2017 que comparte también con su mujer. Su 50% lo valuó en $164.000
 
Su principal activo, sin embargo, no son los inmuebles sino las inversiones en títulos y bonos que cotizan en el país, por un valor de $14,5 millones. “Siempre que podía ahorrar algo, lo invertía en bonos”, explicó ante la consulta de este medio.
 
Su declaración jurada incluye dinero en efectivo y depósitos bancarios por más de $3,1 millones, de los cuales $2,4 millones están en una caja de ahorro en dólares. Esta cifra, al tipo de cambio comprador del Banco Nación al 9 de diciembre, equivalen a unos 42.000 dólares. “Son los intereses en dólares que me pagan semestralmente por los bonos. Con la devaluación, esos pagos casi se duplicaron. Por el contrario, si el país decide hacer una quita en el capital o los intereses, seguramente perderé un porcentaje de su valor”, señaló el funcionario que estuvo al frente de la OA durante el gobierno de Cristina Kirchner, entre 2009 y 2015.
 
Por último, informa una póliza de vida y de retiro con la firma Zurich por casi $2 millones. La contraté a mediados de los 90’s, pero se hizo efectiva en 2017, cuando cumplí 60 años, y a partir de ese momento puedo cobrarla si quiero”, precisó.
 
Meoni: valuación a precio real
 
En tercer lugar del ranking jurada figura Mario Meoni, el ministro de Transporte, con $20 millones. De este monto, el 93% corresponde a los $18,7 millones en que declara su casa de 364 m2 en Junín, localidad de la que fue intendente entre 2003 y 2015. El monto, según le confirmó el propio el funcionario a Infobae, es el valor de mercado. “Yo creo que hay que declarar lo que una propiedad realmente vale. Mi casa todos lo conocen, sobre la calle Chacabuco, tiene unos 200m2 con el terreno al fondo que tiene una pileta y cuesta unos 300.000 dólares”, señaló.
 
Además de esa propiedad, Meoni tiene una camioneta Chevrolet Tracker año 2014 de $485.000 y dinero en depósitos y efectivo por $837.000, que incluyen unos 7.500 dólares.
 
Antes de desembarcar en el Ejecutivo Nacional, se desempeñaba como director por el Frente Renovador en Grupo BaPro. Con el Banco Provincia de Buenos Aires, Meoni informó una deuda de $120.000, y un préstamo hipotecario de $248.000 con el Banco Santander.
 
Arroyo: departamento nuevo
 
En cuarto lugar figura su colega de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, con $18,4 millones, monto que representa $8,4 millones más que en su última declaración jurada como diputado nacional correspondiente al 2018, cuando había declarado un patrimonio de $10 millones. Arroyo dejó su banca el 9 de diciembre para asumir en el Ejecutivo y pidió licencia sin goce de sueldo en su cargo como docente titular en la Universidad Nacional de Moreno.
La diferencia, según le explicó a Infobae, se debe a que se terminó de construir un departamento que había comprado desde el pozo, a través del Fideicomiso Salguero, y que lo escrituró el año pasado por $8.785.000 y en el que ahora vive su hija.
 
Este licenciado en Ciencias Políticas, a cargo de una de las áreas más sensibles del Gobierno, tiene su casa familiar de 150 m2 en Olivos, en el norte del Gran Buenos Aires, cuya valuación fiscal informó en $619.000.
 
Además, es dueño del 70% de otro departamento de 90 m2 en Martínez, que su mujer odontóloga usa desde 2018 como consultorio, con una valuación de casi $4 millones. Dos años antes, había adquirido otro inmueble en la Ciudad de Buenos Aires que destina a alquiler, con un valor fiscal de $620.000.
 
Arroyo tiene un Ford Focus modelo 2014 de $300.000 y bienes del hogar por $380.000. Informó dinero en cuentas bancarias y efectivo por $3,8 millones - $1,7 millones más que lo declarado en 2018- que incluyen unos 55.000 dólares.
 
Moroni: rectificativa pendiente
 
En quinto lugar, el ministro con mayor patrimonio del Gabinete es el titular de la cartera de Trabajo, que informó $15,5 millones.
 
Moroni declaró tres propiedades en la Ciudad de Buenos Aires, pero todas figuran con “1 m2” de superficie. “Debe ser un error de carga”, le dijo a Infobae y aseguró que presentaría una declaración jurada rectificativa ante la OA. Hasta el cierre de esta nota, el viernes a última hora, no lo había hecho.
 
La vivienda en la que vive -adquirida en 1996- la valuó en $580.000. Además, tiene una segunda casa que sumó a su patrimonio dos años después, con un valor fiscal de $431.000, y el 90% de un departamento de $2,27 millones. En el rubro bienes del hogar, declaró $234.000.
 
Informó un Peugeot 3008 Premium, del 2012, pero el valor que figura en el formulario es llamativamente bajo: $0,01. En el mercado, este auto supera los $500.000. Ante la consulta de Infobae, Moroni habló con su contador y éste le explicó que “se armó respetando los valores de la declaración de Bienes Personales. El auto esta totalmente amortizado, por lo que no tiene valor en Bienes Personales”. Sin embargo, Moroni afirmó que también lo modificaría en la nueva declaración jurada que iba a presentar corregida.
 
Pero su principal activo no son las propiedades, sino sus inversiones en títulos y bonos que totalizan $8,6 millones. Y entre dinero en efectivo y depósitos, informó $1,8 millones.
 
Moroni consignó ser accionista del 33% de la prestadora de salud Call Care SA, pero según aclaró dejó de serlo en 2019. ”Como los datos se toman en base a la última declaración de Ganancias, que fue la del 2018, sigue apareciendo en el formulario ante la OA”, explicó.
 
También dijo ser dueño del 90% de Frem SA, desde 2013. No presta ningún servicio.”Era la la titular del inmueble de la calle Viamonte que ahora está a mi nombre y de mi esposa”, afirmó.
 
“Wado” de Pedro: empresario agropecuario
 
El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, declaró $16,1 millones al 10 de diciembre último, la misma cifra que en su última declaración del 2018 como diputado nacional por el Frente para la Victoria. Militante de La Cámpora, durante el último año del gobierno de Cristina Kirchner había sido secretario general de la Presidencia, y entre 2009 y 2011 se había desempeñado como vicepresidente de Aerolíneas Argentinas.
Luego de la consulta de Infobae a una persona de su confianza, ésta adelantó que presentaría una rectificativa. En la primera versión del formulario que había subido al sistema cuatro días antes, consignaba un patrimonio $1,2 millones menos que en el 2018. La diferencia en los montos se debía a que había declarado la casa donde vive en San Telmo, de 200 m2, a casi en un tercio de su valor fiscal -$2,8 millones- y había duplicado la carga de un depósito de $626.000.
 
“Los errores se deben a que la carga de la declaración jurada inicial es manual, y no es el mismo formulario que se usa para la AFIP por Ganancias y Bienes Personales a mitad de año”, explicó uno de sus hombres de más confianza.
 
Además del campo que heredó y la casa en San Telmo donde vive, el actual ministro del Interior y hombre clave dentro del Gabinete en las negociaciones con los gobernadores declaró tener otros dos inmuebles. Un departamento de 56 m2 valuado en $214.000 que compró en el 2000 con los bonos del Estado que recibió en concepto de indemnización por ser hijo de desaparecidos, y un local en Mercedes de 250 m2 que adquirió cinco años más tarde, también por la venta de esos bonos, y que valuó en $583.000.
 
Otro de los “errores” en su declaración jurada original tenía que ver con la participación accionaria en dos de las empresas agropecuarias que tiene en Mercedes junto con sus primos y hermanos de crianza. De Pedro es hijo de militantes peronistas desaparecidos y fue entregado a los dos años, tras ser secuestrado con su madre en 1978, a sus tíos maternos, con quienes se crió en esa localidad bonaerense.
 
Con Gerónimo, Juan Ignacio y Dolores Ustarroz es dueño del 25% por parte iguales de la firma agropecuaria Ustare SA, participación que valuó en $574.000. Sin embargo, en la declaración jurada inicial figuraba que era dueño del 100% de la firma. Gerónimo Ustarroz, su mano derecha y ex asesor, fue designado en diciembre representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura de la Nación, y Juan Ignacio es el actual intendente de Mercedes, reelegido en las últimas elecciones por el Frente de Todos.
 
De Pedro es también dueño del 95% de la empresa agropecuaria Dos Luceros SA, que creó en 2013 junto con su prima-hermana Dolores Ustarroz. En su primera declaración jurada, figuraba también como dueño del total de la firma. Con esa sociedad explotan el campo en Mercedes de 890.000 m2 que recibió por herencia materna. Su porcentaje accionario en Dos Luceros lo valuó en $3.100.000 y el campo tiene una valuación fiscal de $4,3 millones. Asimismo, informó un crédito a su favor con esta empresa por casi $2 millones.
 
Además de otra empresa unipersonal a su nombre, valuada en $138.000, el ministro a cargo de la estratégica relación con los gobernadores tiene un VW Golf modelo 2015 de $335.000 y bienes del hogar valuados en $323.000. En cuanto al dinero en cuentas bancarias, declaró $1.122.000 que incluyen 17.000 dólares.
 
Cabandié: un terreno en Uruguay
 
El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible informó un patrimonio de $15,4 millones, y se ubica séptimo en el ranking patrimonial del Gabinete de Fernández.
Nacido en la ex ESMA e hijo de padres desaparecidos, Cabandié fue el nieto restituido Nº 77 de las Abuelas de Plaza de Mayo. Tras acercarse el kirchnerismo en 2003, fue electo legislador porteño y luego diputado nacional desde 2013 hasta 2019.
 
Declaró el 56% de una casa en la Ciudad de Buenos Aires de 240 m2 con una valuación fiscal de $3,8 millones que adquirió en 2016, y un terreno en el Departamento de Rocha, Uruguay, de 510 m2, que compró en 2010, valuado en $870.000.
 
Tiene un Peugeot Rural modelo 2017 de $672.000 y bienes del hogar por $ 727.000. Fue el ministro que consignó la suma más alta en este ítem de la declaración jurada.
 
Además, informó dinero por $4,1 millones, que incluyen unos 50.000 dólares y un crédito a su favor con la constructora Eristica S.A por $5,9 millones. Ante la consulta de Infobae, su vocera aclaró que se trata “una reinversión que hizo por el valor de un departamento de dos ambientes que vendió. Invirtió en un nuevo departamento desde el pozo que se terminaría de construir en un año”.
 
Katopodis: plazo fijo en dólares
 
El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, informó un patrimonio de $13,1 millones. Está integrado por la casa de 340 m2 donde vive en San Martín, localidad bonaerense de la que fue intendente desde 2011 hasta ser convocado por Fernández para integrar su Gabinete. La compró en 2006 e informó una valuación fiscal de $3,5 millones.
Además tiene la mitad de tres departamentos: uno en la Ciudad de Buenos Aires de 45 m2; otro en Mar del Plata de dos ambientes; y un tercero de tres ambientes en San Martín. “Estos dos últimos inmuebles son herencia en vida de su padre -que falleció hace pocos años- a él y su hermana”, explicó su vocero al ser consultado por Infobae. El 50% de las tres propiedades totalizan $4 millones. También es dueño del 50% de un Peugeot 208 Allure modelo 2019, porcentaje que valuó en $285.850
 
Katopodis declaró $5 millones en el banco, de los cuales $4,7 millones corresponden básicamente a un plazo fijo en dólares. Al cambio comprador del Banco Nación del 9 de diciembre de 2019, equivalen a unos 75.000 dólares.
 
González García: acciones en empresas
 
En el noveno lugar del ranking figura el ministro de Salud, Ginés González García, con $9,6 millones, una cifra muy similar a la que informó en 2015, en su última declaración jurada como embajador argentino en Chile. Ocupó ese cargo entre 2007 y el final del mandato de Cristina Kirchner.
Declaró una casa “de recreo o veraneo” de 230 m2 en Escobar, que construyó sobre un terreno que compró en 1998 y declaró con una valuación fiscal de $1 millón, y otro lote de 800 m2, en la misma localidad del norte bonaerense valuado en $253.000.
 
Además informó un departamento de la Ciudad de Buenos Aires de solo 18 m2, con un valor fiscal de $17.124. Si bien en la declaración jurada inicial 2019 informó haberlo adquirido con “ingresos propios”, en la que presentó en 2015 como embajador, consignó que era un “legado”.
 
En cuanto a vehículos, el ministro de Salud tiene los mismos vehículos desde hace ya varios años: un Volkswagen Touareg modelo 2008 que valuó de $136.000, y una lancha que compró en 2001 de $3.000. Informó dinero por $1,8 millones, de los cuales $1,4 millones están en dólares, y equivalen a unos 25.000 de esa divisa.
 
Este reconocido médico sanitarista ya había sido ministro de Salud en la Provincia y la Nación, durante el gobierno de Antonio Cafiero a fines de los 90s, y luego entre 2002 y 2007, en el de Eduardo Duhalde y en el de Néstor Kirchner.
 
En paralelo a su rol como funcionario, se convirtió en accionista de tres sociedades. Desde 2006, es uno de los socios de la bodega Tierra de Huanacache, firma de la que hoy tiene el 65%, un 25% de las acciones que tenía cuatro años atrás. Ese porcentaje lo valuó en $4,5 millones. Su participación en esta firma le valió en 2007 una denuncia penal por parte de un grupo de diputados, entre los que estaba Claudio Lozano, ya que compartía domicilio con Cardiopack SA, inscripta como proveedora de insumos médicos de los gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires y de la Nación, y uno de sus directivos estaba contratado en el Ministerio de Salud.
 
El ministro es también dueño del 58% de la inmobiliaria de bienes rurales de la localidad bonaerense de San Nicolás llamada Carpor SA, porcentaje accionario que valuó en $1 millón. Si bien informó que las acciones de esta firma ingresaron a su patrimonio en 2011, figura como socio desde la creación de la empresa en 2006.
 
En su declaración jurada también consignó que, desde 2009, posee el 67% de Sarmar SA, una inmobiliaria a la que ARBA de la provincia de Buenos Aires le inició juicio por la deuda del impuesto inmobiliario acumulado desde 2017. Informó que su participación está valuada en $845.000 y dijo haberla recibido como donación. Sin embargo, en declaraciones juradas como embajador correspondientes a los años 2012 y 2014 dijo haber adquirido su porcentaje accionario con “ingresos propios”.
 
Infobae lo consultó a través de su vocero sobre la actividad y su rol en estas empresas, pero el ministro declinó hacer comentarios.
 
Cafiero: una casa y medio auto
 
El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, cierra el top ten del ranking patrimonial de los ministros con un patrimonio de $9 millones. Declaró una casa de 270 m2 en San Isidro -el partido del norte del conurbano bonaerense de donde es oriunda su familia- por $7,5 millones, el valor fiscal fijado por ARBA, según le confirmó el funcionario a Infobae.
Tiene la mitad de un Chevrolet Sonic 2016, porcentaje que informó en $164.000 y dinero en el banco por $1,2 millones, de los cuales $990.000 están en dólares, equivalentes a unos 17.000 en esa divisa.
 
Guzmán: bienes en La Plata
 
El ministro de Economía, Martín Guzmán, declaró tener $7,6 millones. Su patrimonio lo componen una casa en La Plata 72 m2 comprada en 2017, con una valuación fiscal de $2,2 millones y una cochera de $150.000.
 
Declaró dinero en el país por $1,2 millones y en el exterior por $2,6 millones -unos 44.000 dólares-, bienes del hogar en el país por $363.000 y en Estados Unidos por $116.000.
 
Este doctor en Economía de 37 años -que hasta asumir como ministro, era investigador en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, y docente en Buenos Aires y La Plata-, es junto con Béliz uno de los dos que declaró activos líquidos fuera del país.
 
El ministro declaró, además, $957.000 en el Fideicomiso Mirador del Sur. “Se trata de un terreno que compró bajo esta modalidad en La Plata, que no está construido”, explicaron cerca del ministro a Infobae.
 
Bauer: ahorro en dólares
 
El ministro de Cultura, Tristán Bauer, declaró casi $7 millones de patrimonio, con una particularidad: casi todo es dinero, excepto $331.000 que son bienes del hogar. En esa suma, hay 172.600 dólares, según la cotización de $37,5 que especificó en su declaración jurada que debe completarse en pesos. No usó la cotización del dólar comprador del Banco Nación a $58 del 9 de diciembre último, como hubiera correspondido.
El cineasta y ex director de Medios Públicos en el gobierno de Cristina Kirchner no informó propiedades ni auto a su nombre. Ante la consulta de Infobae, el funcionario respondió a través de su vocera: “Nada para aclarar. Lo que está es lo que es”.
 
Solá: sin vivienda propia
 
El canciller Felipe Solá informó $6,5 millones en su declaración jurada 2019 inicial, un patrimonio “inferior” al que declaró en 2018 como diputado. Si bien ambas declaraciones tienen los mismos bienes con el mismo valor, en la que presentó como legislador correspondiente al período 2018 incluyó bienes del hogar por $242.000.
Solá no tiene vivienda propia porque el campo donde vive, en General Rodríguez, está a nombre de su mujer, según le explicó a Infobae. Es dueño del 11% de una casa en Miramar, provincia de Buenos Aires, que recibió como parte de la herencia de sus padres, y el 19% de un lote en Chapadmalal de 2.400 m2, que compró en 2005 en forma compartida, y cuya valuación fiscal es $33.000.
 
También es titular del 31% de un terreno en la localidad bonaerense de Luján de 23 hectáreas, que ingresó a su patrimonio en 2012, y -según afirmó- no pudo escriturar “por problemas del dueño”, que valuó -su parte- en $1.377.000.
 
Declaró dos vehículos: una Toyota Hilux 4x4, modelo 2009, valuada en $525.000 y una Subaru Impreza modelo 2010, tasada en $402.000. También informó dinero por casi $3.300.000 que incluyen -según precisó- 80.000 dólares.
 
Béliz: depósitos bancarios acá y afuera
 
El secretario de Asuntos Estratégicos informó tener $6,4 millones de patrimonio, la mayor parte conformado por dinero en depósitos bancarios y efectivo por casi $5 millones. De este monto, más de $3 millones están en el país y $1,8 millones en el exterior, equivalentes a unos 32.000 dólares.
Ex funcionario de Carlos Menem y Néstor Kirchner, tras enfrentarse al ex espía Jaime Stiuso, Béliz se fue del país y refugió primero en Estados Unidos y luego en Uruguay, y trabajó hasta hace poco para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
 
Béliz declaró una casa en la Ciudad de Buenos Aires de 250 m2 con un valor fiscal de casi $1 millón, y un Renault Duster 2018, que valuó en $541.000.
 
Salvarezza: en busca de un departamento
 
En ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza, declaró casi $6 millones. La cifra representa $2,5 millones más respecto de su última declaración jurada del 2018 como diputado.
 
El aumento corresponde a dinero en depósitos bancarios y efectivo que, según precisó, sumaban al 10 de diciembre $5,3 millones. De esa cifra, consignó que $970.000 están en dólares. Según le explicó su vocero a Infobae, este monto en moneda extranjera “son los ahorros de su dieta como diputado nacional durante los doce meses del año”.
Sobre el aumento de su patrimonio en dinero, precisó: “En 2016 Salvarezza vendió la parte de su única propiedad, un departamento en el barrio porteño de Caballito. Tiene sus ahorros en dólares. Como el dólar en diciembre de 2018 cotizaba a 38 pesos y en diciembre de 2019 a 63 pesos, los 3 millones son ahora 5 millones, por la diferencia en el valor del dólar”. Y agregó: “El ahorro en dólares es porque planea comprar una propiedad, ya que no tiene. Vive en la casa de su mujer, que la tiene desde 15 años, antes de casarse”.
 
Con ella comparte también la propiedad de dos autos: un Ford Sedan KA modelo 2017 cuya parte valuó en $136.000, y un Ford Focus SE modelo 2019, con un valor por el 50% de $306.000.
 
Frederic: activos líquidos
 
La nueva ministra de Seguridad, Sabina Frederic, informó ante la OA también casi $6 millones. Su patrimonio está compuesto de una casa de 100m2 en Lomas de Zamora, que declaró en $1,6 millones; un departamento en la Ciudad de Buenos Aires de 57m2 con valor fiscal de $517.000; y un Volkswagen Move Up modelo 2014, de $330.000.
Al igual que varios de sus colegas en el Gabinete, su principal activo es el dinero en el banco y en efectivo. Informó un total de $3,4 millones de los cuales casi $3 millones están en dólares, equivalentes a 50.000 dólares.
 
Trotta: dinero en el banco
 
Al frente de la cartera de Educación, Nicolás Trotta, informó bienes por $5,1 millones. El detalle incluye la mitad de una casa en Vicente López de 210 m2, cuyo valor fiscal es poco más de $600.000.
Declaró dos autos: un Peugeot 5008 Allure Plus modelo 2013, cuya mitad valuó en $207.500 y un Renault Megane Privilege 2014, con una valuación del 50% en $155.000. En cuanto a dinero en efectivo y en el banco, informó $4,1 millones que incluyen 26.000 dólares.
 
También incluyó en su declaración una participación del 51% por $51.000 en una SA de la que no consignó su nombre en el formulario. Ante la consulta de Infobae, informó que se trata de la sociedad Arandu Ka Aty creada para “funcionar como aceleradora de la los proyectos de investigación” de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) del Grupo Octubre de Víctor Santa María. La firma iba a estar controlada por la Fundación Umetec, de la cual Trotta era su presidente hasta asumir en el Ejecutivo.
 
Pero según aclaró, “finalmente no se activó y está en proceso de disolución. Nunca tuvo movimientos de fondos ni bancarios”. Al no estar aún disuelta, el ex rector de la UMET sigue figurando como uno de los accionistas iniciales, ya que no concretó finalmente el traspaso a nombre de la Fundación.
 
Ibarra: antecedentes en el sector privado
 
La secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, declaró un patrimonio de $5 millones. Está compuesto por el 50% del departamento donde vive en la Ciudad de Buenos Aires de 256 m2, con un valor fiscal de $1,6 millones. También es dueña del 25% de un departamento en la Ciudad de de Buenos Aires de 140 m2, donación en vida de su padre -recientemente fallecido- a sus cuatro hijos -que valuó en $243.000-, y del 12,5% de otro departamento en Necochea de 64 m2 que recibió como herencia tras la muerte de su madre, y tiene un valor fiscal de $92.000.
Ibarra tiene un Citroen Aircross modelo 2018 valuado en $796.000, e informó dinero por $2,2 millones que incluyen 26.000 dólares.
 
Muy cercana a Alberto Fernández -de quien fue su pareja por varios años-, fue diputada y senadora nacional por el Frepaso y luego la Alianza. En el 2003 se acercó a Néstor Kirchner, pero se terminó alejando del kirchnerismo al finalizar el primer gobierno de Cristina Kirchner, sobre quien escribió un libro muy crítico en 2015 exponiendo las contradicciones de sus discursos.
 
Tras retirarse de la función pública, se dedicó con exclusividad a la actividad privada como abogada, con extremo perfil bajo. Fue la única funcionaria del Gabinete que incluyó sus antecedentes laborales en el sector privado, como abogada de Proden entre 2014 y 2017, y de Servicios Integrales América, desde 2017 a 2019. Ambas firmas del holding Corporación América, del empresario Eduardo Eurnekian. Ante la consulta de Infobae, su vocero confirmó que renunció a ese empleo por telegrama el 31 de octubre de 2019.
 
Rossi: error y DDJJ rectificativa
 
El titular de la cartera de Defensa dijo tener en su declaración jurada inicial 2019 un patrimonio de $3,5 millones, inferior al que informó en su declaración de baja como diputado, cuando declaró $4,6 millones, casi un 30% más. Ambas declaraciones fueron presentadas el 24 de enero pasado, con pocos segundos de diferencias, pero valores distintos.
Ante la consulta de Infobae, Rossi aclaró que había presentado una rectificativa de la inicial 2019, coincidente con lo informado en su declaración declaración de baja como diputado, ya que su contador cargó por error el detalle de sus bienes al 1 de enero del año pasado. Pero tras una consulta con la Oficina Anticorrupción, este organismo le informó que debía consignar su patrimonio al 10 de diciembre último, o sea, al momento de ingresar a la función pública. “Fue el criterio que tomó mi contador porque se suele considerar el año fiscal y el que tomó cuando asumí la vez anterior en 2013” (como ministro de Defensa de Cristina Kirchner), explicó.
 
Rossi declaró tres propiedades. Por un lado, el 50% de una casa en Rosario de 500 m2 y un valor fiscal de $40.000, y el 100% de otra de 100 m2, valuada en $154.000. Pero según le aclaró a este medio, “son la misma casa sobre la calle Sarjar que comparto con mi mujer”. Y agregó: “Es un terreno que compré en 1997 y en el que construí mi casa en el 2000. Le fui haciendo sucesivas mejoras, como un quincho y una pileta”.
 
En su declaración, también consignó tener el 50% de una casa de 50 m2 en la ciudad balnearia de Costa del Este, cuyo valor fiscal consignó en $487.000 y compró en 2015. “Es también compartida con mi mujer, y ella tiene otro terreno al lado que es 100% de su propiedad”, aclaró a Infobae.
 
El ex titular del bloque del Frente para la Victoria informó, además, $236.000 por su participación en el Fideicomiso Lares 3 en Rosario. “Se trata del 50% de un departamento nuevo que compré en Rosario”, explicó
 
En cuanto a autos, tiene el 50% de un Citroen C4 Picasso modelo 2012 de $330.000, y otro Citroen C4 Lounge modelo 2015 de $365.000.
 
Finalmente, Rossi declaró $2,3 millones en el banco y efectivo, $784.000 más que 2018. Consignó un crédito con la AFIP por $602.000 por retenciones del Impuesto a las Ganancias y mantiene una deuda con su hermano, Alejandro Rossi, por $400.000 “Me adelantó un monto de la sucesión de mi madre”, explicó el ministro.
 
Gómez Alcorta: deuda con el Banco Nación
 
La ministra a cargo de la nueva cartera de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, informó un patrimonio de $4 millones. Está compuesto de una casa en la Ciudad de Buenos Aires de 190 m2 con un valor fiscal de $1,2 millones y un Peugeot 208 Allure, modelo 2017, de $565.000.
La que fuera abogada de la dirigente social jujeña Milagro Sala hasta asumir en el Ejecutivo, declaró dinero por $ 2,1 millones que incluyen 33.000 dólares, y una deuda con el Banco Nación de $344.000.
 
Como antecedente laboral en el sector público, Gómez Alcorta informó que se desempeñó en el Programa Verdad y Justicia del Ministerio de Justicia, entre abril 2015 y febrero de 2016, hasta la llegada de Cambiemos a la Rosada.
 
Kulfas: adquisiciones con un crédito
 
El ministro de Producción, Matías Kulfas, declaró un patrimonio de $3,3 millones, apenas $78.000 más que en la declaración jurada del 2018, que había presentado por su cargo en la Universidad Nacional de San Martín.
Este licenciado en Economía y doctor en Ciencias Sociales informó tres propiedades en la Ciudad de Buenos Aires: una casa de 180 m2, con un valor fiscal de $2,4 millones; el 50% de un departamento de 116 m2, con una valuación de $185.000; y una cochera de $415.000.
 
Estas dos últimas propiedades, así como su Chevrolet “Deriva” (sic) modelo 2004 valuado en $95.000, fueron adquiridos con un crédito.
 
Además, declaró bienes del hogar por $142.000, y dinero por $63.500.
 
Basterra: mismo patrimonio que en 2018
 
La declaración jurada inicial del ministro del Ministro de Agricultura, Luis Basterra, refleja un patrimonio de solo $1,7 millones, igual al que presentó en 2018 como diputado nacional por Formosa.
Este ingeniero agrónomo -muy cercano al gobernador Gildo Insfrán- declaró el 50% de un departamento en Formosa que adquirió en 2010, de 47 m2 con valor fiscal de $109.000.
 
También tiene el 33% de un departamento en la ciudad chaqueña de Resistencia de 100m2 con una valuación fiscal de $185.000 y una cochera de $6.000, que recibió como herencia en 2005.
 
Ex vicepresidente del bloque del Frente para la Victoria hasta 2017, informó un Renault Clio Confort Plus modelo 2014 que valuó en $173.000, y dinero por $1,8 millones que incluyen 30.000 dólares.
 
Bielsa: la más “pobre”
 
Al final del ranking está la titular de la flamante cartera de Desarrollo Territorial y Hábitat, quien declaró un patrimonio de solo $624.229. Bielsa fue otra de los integrantes del Gabinete que debió presentar una declaración jurada rectificativa de la inicial 2019 por los “errores” en la carga. Fue después del llamado de Infobae para consultarla porque todas las propiedades figuraban con una superficie de “1 m2”.
“Hubo un error de técnico al realizar la carga por parte del contador” debido a que “el sistema no permite distinguir metros construidos de terreno”, explicó. El “error” fue subsanado en la declaración inicial 2019 rectificativa.
 
Si bien informó la titularidad de la mitad o un tercio de 10 propiedades -unificó dos que en la original del 2019 figuraban separadas-, la suma de ellas apenas totaliza $240.000 por los bajos valores fiscales de los inmuebles. “Es el valor que se debe informar, y en la mayoría de los casos, se trata de propiedades que tienen muchos años. Como mi marido que falleció, yo soy arquitecta y le hicimos mejoras”, explicó.
 
No obstante, tras hablar con Infobae, informó que se contactó con la OA y que le hará llegar en un sobre cerrado el valor de cada inmueble según la valuación de la Dirección provincial de Impuestos.
 
La casa donde vive en Rosario la tiene desde 1983 y -según explicó- comparte la propiedad con su único hijo, ya que es viuda. “Es una casa de 1899, arreglada, de unos 120m2”, señaló. Su 50% lo valuó en $11.220. La de mayor valor que declara, en partes iguales con su hijo, está consignada en $67.910, y la usaba su marido como estudio.
 
Seis de las casas y departamentos declarados -todos en Rosario- fueron recibidos por “donación” o herencia”, entre 1987 y 2000.
 
Otros dos de los inmuebles son lotes en la localidad santafesina de Pueblo Esther, que heredó de sus padres y es dueña del 50%. Uno de ellos tiene una valuación de $2.805 y el otro $11.093. “Entraron en la sucesión. Tienen un pileta, y presentamos una regularización por las mejoras”, precisó.
 
La ex vicegobernadora de Santa Fe entre 2003 y 2007, luego electa diputada nacional en 2011, tiene además un Volkswagen Fox modelo 2016 valuado en $315.000 y dinero por casi $70.000
 
“Me interesa que esté todo claro porque soy muy cuidadosa con los temas de transparencia. Tengo lo mismo de siempre, no aumenté mi patrimonio”, advirtió ante Infobae.

Comercial: +54 2954 806082

Tu mensaje: +54 2954 350100

Mail: comercial@diarionoticias.com.ar

Redacción: redaccion@diarionoticias.com.ar

 ADMINISTRADOR