SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс
+

La Cámara Electoral acusó a la jueza María Servini de causar “confusión y estrépito” en el electorado

A dos días de las elecciones, escala la tensión entre los jueces que deben controlar los comicios. La Cámara Nacional Electoral le envió hoy un oficio a la Corte Suprema con una dura respuesta a las quejas de la jueza María Romilda Servini, a quien acusó de causar “confusión y estrépito en el electorado”.
 
Servini se había quejado ante la Corte de que la Cámara estaba invadiendo sus atribuciones. Hoy, los camaristas respondieron: “Planteos como el que suscita esta intervención producen confusión y estrépito en el electorado, en un contexto delicado como el que atraviesa la ciudadanía y lejos de promover la confianza en las instituciones, abundan en el descrédito y la desazón de quienes deben cumplir sus obligaciones cívicas".
 
La Cámara Nacional Electoral está integrada por Santiago Corcuera, Alberto Dalla Vía y Daniel Bejas. Ellos explicaron en su nota de hoy que debieron tomar medidas porque la pandemia “ha exigido la previsión de una serie de aspectos esenciales para asegurar a la ciudadanía el pleno ejercicio de los derechos políticos, de elegir y ser elegido y de asociarse políticamente”, pero dijeron que eso no implicó una “intromisión” en las atribuciones de los jueces federales de cada una de las provincias ni de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (el cargo de Servini).
 
Relataron que “se invitó a todos los jueces y juezas del fuero a reuniones consultivas” y destacaron que de una de esas reuniones, que fueron virtuales, “participó activamente la magistrada presentante”. Esos encuentros, explicó la Cámara, fueron “para compartir ideas y aportes tendientes a establecer un protocolo para las distintas etapas del proceso electoral, teniendo en cuenta el carácter federal de nuestro país y las realidades diversas de cada una de las jurisdicciones”.
 
“Las medidas adoptadas en dicho protocolo, como las demás que esta Cámara ha venido estableciendo hace ya mucho tiempo, en modo alguno suponen una intromisión en la órbita de competencia propia de los jueces y juezas de primera instancia, ni tampoco desconocen las complejidades y diversidades de cada uno de los veinticuatro distritos electorales en que se divide el país, sino que responden al reclamo de actuación del Tribunal (en ejercicio de sus atribuciones, como cabeza de la administración electoral de la República Argentina) que la índole de la cuestión sanitaria y epidemiológica exige”, afirma el escrito que la Cámara envió hoy a la Corte.
 
En ese documento, el tribunal advirtió: “Cabe hacer notar que no es intención de esta Cámara Nacional Electoral imponer definiciones absolutas que resulten aplicables, por igual, en todos los distritos, y en desatención de sus diversas realidades. Muy por el contrario, siempre tienen en consideración y especial valoración los aportes de cada uno de los magistrados del fuero, así como su ámbito de autonomía para decidir lo que corresponda en cualquier caso de conflicto”.
 
La protesta de Servini
 
Anteayer, Servini se había presentado ante la Corte para denunciar “graves circunstancias” que, según ella, afectan “el normal desenvolvimiento de las elecciones”. Cuestionó en ese escrito las decisiones que tomó la Cámara Electoral para la organización de los comicios. La jueza acusó al tribunal de una “intromisión constante” que “solo consigue entorpecer” el trabajo. Acusó a la Cámara de pretender erigirse en el único órgano para decidir sobre las cuestiones electorales, por encima de los jueces federales con esa competencia.
 
“La intromisión constante de la Cámara Electoral solo consigue entorpecer el desarrollo de nuestra labor, perjudicando a todos los que poniendo el cuerpo desde la trinchera y lejos de la comodidad de los despachos donde se teoriza sobre la cuestión, trabajan denodadamente y muchas veces sin descanso, para poder concluir un proceso electoral exitoso que permita a la ciudadanía expresarse en las urnas”, escribió la jueza.
 
Las pujas entre la jueza y su superior, la Cámara Electoral, llevan más de una década, pero esta vez se materializaron en una nota de doce carillas, enviado por Servini a la Corte, en la que le pide que se avoque a este problema.
 
Dijo la jueza que el “afán de inmiscuirse” de la Cámara parece tener “como único motivo” transformarse en el único órgano “capaz de decidir sobre las cuestiones electorales todo el país” como ocurre en otros países de la región. La jueza destacó que esta “estrategia” va contra el espíritu de las normas que regulan el fuero, donde la Cámara tiene un papel de revisión, de segunda instancia y con autoridad para dictar acordadas organizativas en general.
 
Los jueces le contestaron hoy que su función no se limita a ser un tribunal de revisión y destacaron la amplitud de sus “potestades reglamentarias, operativas y de administración”. La Cámara tiene -explicaron sus miembros-, una “naturaleza peculiar” que la hace diferente de otros tribunales judiciales. Con esas potestades, dijeron, tomaron las medidas que ahora Servini cuestiona.

Comercial: +54 2954 806082

Tu mensaje: +54 2954 350100

Mail: comercial@diarionoticias.com.ar

Redacción: redaccion@diarionoticias.com.ar

 ADMINISTRADOR