SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс
+

VIDEO | Con un impresionante show de fuegos artificiales, Nueva Zelanda ya celebra el 2019

A las 8am de la Argentina, la ciudad de Auckland ya festejaba la llegada de un nuevo año.
 
Nueva Zelanda ya entró al 1 de enero del Año Nuevo 2019. Con un impresionante espectáculo de fuegos artificiales desde el Sky Tower, un edificio de 328 metros de altura y una de las construcciones más emblemáticas de la ciudad de Auckland, el país de Ocenaía despidió la Nochevieja.
 
Media hora antes, mientras el resto del mundo aún estaba en el 31 de diciembre, el Año Nuevo 2019 llegó para alrededor de 600 vecinos que viven en el archipiélago neozelandés de Chatham, situado a unos 680 kilómetros al sureste de las islas principales de ese país.
 
 
Wellington, Auckland, Christchurch y otras localidades del país competirán por cuál de ellas ofreció hoy la mejor demostración pirotécnica en Nueva Zelanda.
 
Junto a Nueva Zelanda, la isla Fiyi también celebró ya la llegada del Año Nuevo 2019.
 
Los Estados insulares de Kiribati, Samoa y Tonga, situados en el Pacífico Sur, se convirtieron en los primeros del mundo en recibir el Año Nuevo 2019 con fiestas, fuegos artificiales y otras celebraciones. Fue Kiritimati, conocida también como isla Navidad, el primer poblado del planeta en recibir el 1 de enero.
 
Cuando eran las 7:00 a.m., del 31 de diciembre para el resto del planeta, concluían las tradicionales doce campanadas en estos tres países cuya población combinada no alcanza los 400.000 habitantes.
 
En Apia, la capital de Samoa, se pudo disfrutar de los fuegos artificiales lanzados desde la bahía, para los que había ofertas para despedir la Nochevieja desde restaurantes en tierra o en barcos.
 
Las celebraciones en Tonga se han visto empañadas por el tiempo tormentoso que ha llevado al país una depresión tropical que, según pronosticó hoy el servicio meteorológico, se habrá convertido en ciclón para Año Nuevo.
 
El Año Nuevo entrará en la mayor parte del territorio australiano a las 13.00 GMT.
 
Las autoridades de Sídney calculan que al menos un millón de personas asistirá a los fuegos artificiales en el Harbour Bridge, uno de los acontecimientos principales de la Nochevieja en ese país y compite en grandeza con otros que le sucederán en las próximas horas, como los de Londres o Nueva York.