SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс
+

Detectan una emisión de radio que parece provenir de un planeta

La tentadora "señal" parece provenir de la constelación de Boötes, a 51 años luz de la Tierra. Pero no es una señal de una estrella, sino de un exoplaneta. O eso parece.
 
Si se confirma que los científicos han conseguido detectar esta señal de radio, sería la primera vez en la historia de la astronomía que conseguimos este hito directamente de un planeta más allá de nuestro sistema solar. Antes de que hagamos conclusiones interplanetarias, aclaremos que esto no es un signo de inteligencia extraterrestre, pero sí es importante en nuestra búsqueda de vida más allá de la Tierra.
 
El equipo, dirigido por el investigador postdoctoral de la Universidad de Cornell Jake D. Turner, Philippe Zarka del Observatoire de Paris y Jean-Mathias Griessmeier de la Université d'Orléans ha publicado su estudio en la revista Astronomy & Astrophysics en la que exponen que, al monitorear el cosmos con un conjunto de radiotelescopios, lograron detectar ráfagas de radio que emanan de la constelación de Boötes, que podría ser la primera emisión de radio recolectada de un planeta más allá de nuestro sistema solar.
 
"Presentamos uno de los primeros indicios de detección de un exoplaneta en el ámbito de la radio", continúa Turner. "La señal es del sistema Tau Boötis, que contiene una estrella binaria y un exoplaneta. Nosotros defendemos una emisión del propio planeta. A partir de la fuerza y polarización de la señal de radio y el campo magnético del planeta, es compatible con predicciones teóricas". "Si se confirma mediante observaciones de seguimiento, esta detección de radio abre una nueva ventana a los exoplanetas, dándonos una nueva forma de examinar mundos alienígenas que están a decenas de años luz de distancia", explica Ray Jayawardhana profesor de astronomía y asesor de Turner.
 
Nos centramos así en Tau Bootis, la cuarta estrella más brillante de la constelación de Bootes, que se encuentra a unos 51 años luz de distancia de la Tierra. Tiene una clasificación espectral de tipo F y tiene gran parecido con el Sol; aunque algo más brillante y más masiva. El sistema, también cuenta con Tau Bootis b, uno de los primeros exoplanetas en ser descubierto (allá por 1996).
 
Según los expertos, la naturaleza circularmente polarizada de la señal, la falta de eventos de llamaradas en Tau Boötis A y las características conocidas del planeta hacen que sea mucho más probable que la señal provenga del planeta en lugar de la estrella. Si es así, indica un campo magnético muy fuerte siendo bombardeado por el fuerte viento estelar de Tau Boötis A.
 
Utilizando el radiotelescopio LOFAR (Low Frequency Array), en los Países Bajos, estudiaron las emisiones de radio de Júpiter y escalaron esos datos para un planeta a 40-100 años luz de distancia, con la esperanza de saber qué buscar. Estudiaron como candidatos potenciales a Upsilon Andromedae, y el sistema 55 Cancri pero solo Tau Boötes mostró emisiones de radio destacables en el campo magnético del planeta.
 
Cierta incertidumbre
 
Sea como fuere, los expertos enfatizan que la debilidad de la señal significa que se requiere confirmación. Sin embargo, si esto tiene éxito, "esta observación abre una nueva ventana sobre los exoplanetas, dándonos una nueva forma de examinar mundos extraterrestres que están a decenas de años luz de distancia".