SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс
+

   

Extraditarán al asesino de Olivares y Yadón pero no podrá ser condenado a cadena perpetua

15 Mayo 2019

Navarro Cádiz fue detenido en Uruguay, un juez dictó la sentencia de extradición con la condición de no recibir la pena máxima en Argentina.

 
La Justicia uruguaya aceptó este martes extraditar a Juan José Navarro Cádiz, el argentino de 25 años involucrado en el homicidio a balazos del diputado nacional Héctor Olivares y de un funcionario de La Rioja frente al Congreso Nacional el pasado jueves, informaron fuentes judiciales.
 
Navarro Cádiz fue detenido en Uruguay luego de fugarse tras el crimen mencionado y puesto a disposición de la Justicia, que actuó a requerimiento de su par argentina.
 
"El juez dictó sentencia de extradición" que fue "consentida por las partes (defensa, imputado y fiscalía)", explicó el fiscal del caso en Montevideo, Juan Gómez. La aceptación del imputado permite un proceso de extradición simplificado y rápido, explicó el letrado.
 
La partida del ciudadano argentino de suelo uruguayo "depende de la aceptación de las condiciones que impuso el juez" del caso en Uruguay, explicó Gómez, en particular que no sea condenado a cadena perpetua, una pena que no está contemplada en la legislación local.
 
Juan José Navarro Cadiz fue el tirador, según su primo y dueño del auto desde el que partieron los disparos, Juan Jesús Fernández Juan José Navarro Cadiz fue el tirador, según su primo y dueño del auto desde el que partieron los disparos, Juan Jesús Fernández
 
Cámaras de seguridad de la plaza del Congreso argentino, cuyas imágenes fueron difundidas por televisión, captaron el momento del crimen, cuando Olivares y su asistente Miguel Yadón, de 58 años, hacían su rutina de ejercicio matinal y fueron baleados desde un automóvil estacionado.
 
Las imágenes muestran que tras los disparos, del auto sale el vendedor ambulante Juan Jesús Fernández (42 años), en evidente estado de ebriedad. Habla un momento con Olivares que, herido, pide ayuda desde el piso. Luego aparece un segundo hombre, Navarro Cádiz, quien arroja vainas servidas en un recipiente de basura.
 
Los dos estuvieron prófugos. Fernández fue detenido al norte de Buenos Aires, cuando intentaba esconderse, y Navarro Cádiz capturado en Uruguay.
 
El caso parece estar resuelto con la detención de seis personas y con el hallazgo de un arma en la casa de uno de los imputados que podría ser la utilizada en el ataque mortal. Las autoridades descartan el móvil político y apuntan a rencillas personales entre Yadón y uno de los atacantes.