SJ TheDaily - шаблон joomla Форекс
+

Peña y el dilema de Cambiemos: ¿el dedo o la interna?

03 Abril 2018
El desdoblamiento en las elecciones de La Pampa disparó los tiempos de las precampañas, pero los lanzamientos de los candidatos a gobernador de Cambiemos para 2019 adelantaron la disputa al interior de la oposición. ¿Cómo se definirá la lista: a dedo, por un gran acuerdo o con una interna?
 
 

Peña define, el Colo espera

 
En Cambiemos a nivel país ya están blanqueadas las tres reelecciones clave: Macri a la presidencia, Vidal como gobernadora de Buenos Aires y Rodríguez Larreta en CABA. Donde es gobierno, el candidato está puesto. Donde es oposición, ahí muchos quieren jugar. Cambiemos mira así con particular atención a Córdoba y Santa Fe por la importancia de ambas provincias, ya que no hay candidatos indiscutibles, pero si la posibilidad de un triunfo.
 
¿Cómo y qué se decidirá para 2019 en las provincias? El armado del interior parece pasar por la lapicera de quien ha asumido poderes supremos en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Fue Peña el que definió la grilla en las dos provincias mencionadas en 2017. Macri lo colocó como el “hombre más importante” de su gobierno y la frase “lo dijo Peña”, es clave para dar credibilidad a las versiones y rumores que lanzan los dirigentes pampeanos.
 
¿Cuál será el mecanismo para definir candidaturas en el heterogéneo espacio de Cambiemos? ¿Se habilitará la competencia en internas? ¿Se armarán las listas por acuerdos? ¿Se bajará línea directamente? ¿Las negociaciones se harán distrito por distrito o se definirá una estrategia nacional única? En La Pampa, una elección para cargos provinciales, y seguidamente otra para nacionales, complican todavía más esa definición.
 
El secretario de Deporte, el macrista Javier Mac Allister ya anunció que quiere ser. Su nombre circula en los medios nacionales como el elegido por Macri para La Pampa y hasta Alejandro Fantino, por poner un nombre, lo mencionó en el listado de candidatos Pro que supuestamente fue confeccionado en Olivos para afrontar las elecciones de 2019. Parece que Peña tiene su candidato.
 
 

Desesperados por la foto

 
Frente a los posibles nombres Pro, hay dirigentes de la UCR que quieren internas como mecanismo decisorio para varias provincias. En La Pampa hay radicales que buscarán competirle al macrismo para disputar la primacía dentro de Cambiemos. Sobre todo por ser la oposición histórica al PJ y por estar presentes en la mayor cantidad de localidades. Pero, ¿eso es suficiente? Del otro lado Cambiemos-Pro tiene el respaldo presidencial y en su haber la casi histórica elección de 2017.
 
En ese sentido largó el senador Juan Carlos Marino. El legislador, atornillado a la silla del Congreso y que quiere volver a ser candidato tras dos postulaciones fallidas, es el candidato de una parte de los radicales que esperan frenar así al Cambiemos-Pro pampeano. Marino busca hacer méritos frente a Peña y espera que se caiga la candidatura de Mac Allister para quedar como el elegido. Si no es así, parece que se presentará en internas contra el secretario de Deportes.
 
Hay una desesperación en el senador por intentar revertir el tiempo perdido. Las fotos y salidas mediáticas de Marino son ahora casi diarias. Son momentos frenéticos: la comida que compartieron dirigentes de Cambiemos, a la que el legislador trató de devaluar con su ausencia, provocó nerviosismo entre los propios que impulsan su postulación.
 
 

La interna hace estragos

 
Las definiciones de los radicales pampeanos están cruzadas en primer lugar por la lógica del internismo, y después por preservar su espacio frente al macrismo para frenar su avance. Una candidatura también sirve, se haga efectiva en una interna o no, se gane la interna o no, en la lógica de ser los mejores segundos: tratar de conseguir la mayor cantidad posible de legisladores, ya sean diputados o concejales, para la UCR. Mejor si son del sector. Sobre todo en una elección frente a Carlos Verna y si la Casa Rosada eligiera a Mac Allister, lo que los dejaría sin armas para encarar una negociación.
 
Con la presencia de Cambiemos-Pro y su respaldo por parte de Macri, observan que los posibles lugares que hoy ostentan se acotan y que es inevitable una interna para colocar los nombres propios y desalojar los extraños. Los Altolaguirre deben defender Santa Rosa, su único bastión, para sostenerse, y fogonean todas las internas posibles. Tienen una sola estrategia y es avanzar contra todo lo que se cruce. Pero en algún momento la cuerda se corta.
 
Algunos se preguntan en este esquema de conflicto qué pasará, por ejemplo, con el futuro de dirigentes como Martín Berhongaray, que cuenta con capital político y está bien posicionado, pero que arrastrado por la interna terminó hace un año lamiéndose las heridas. Hay quienes pierden y quienes ganan en un escenario de acuerdo, y también en uno de interna.
 
 

Los que definen

 
Hablamos de radicales porque no hay un solo radicalismo. Se buscan fotografías colectivas, se hacen acuerdos de sectores, pero hay diferencias y distancias. Las internas no han sido gratuitas. Las divisiones son palpables y evidentes. Algunos dirigentes en el interior se suman a esta lógica, otros están espantados por peleas de dos contra dos. Los independientes parecen ver desde lejos esa hoguera de las vanidades opositoras.
 
Otro que quiere ser es el diputado nacional Daniel Kronenberger. Algunos estiman que su postulación podría ser una globo de ensayo para presionar para negociar mejores lugares en las listas de 2019 y después negociar a la baja. Y está Francisco Torroba, al que muchos ven debilitado, pero que sigue teniendo consensos al interior de la UCR.
 
En el escenario nacional los radicales piden espacios, cargos y poder de decisión a Macri. Y se saben atados a la suerte de Cambiemos. En 2019 Macri y Peña definirán la estrategia en las provincias. Será la venia del presidente y la lapicera del funcionario las que definirán muchas de las listas en las provincias. Algunos macristas esperan el dedo que los señale, los radicales que liberen las internas.
 
 

por Norberto Asquini

Norberto Asquini es Licenciado en Ciencias Sociales (UNQ) y periodista.

Es autor de los libros:

“El informe 14. La represión ilegal en La Pampa 1975-1983” (2008) en coautoría con Juan Carlos Pumilla;

“Días de odio. De la Libertadora a la Revolución del 56 en La Pampa” (2011);

“Crónicas del fuego. Luchas populares, peronismo y militancia revolucionaria en La Pampa de los 70” (2006), entre otros.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

 

Comercial: 02954-1580-6082

Dirección: 02954-1535-0100

Mail: comercial@diarionoticias.com.ar

Redacción: redaccion@diarionoticias.com.ar

 ADMINISTRADOR